A la par que la industria petrolera avanza, surgen nuevas derivaciones del plástico, la cuales van popularizándose de cada vez más hasta generar que el comprar metacrilato en Madrid se convierta en una práctica bastante común. Sin embargo, ante esta práctica surge la preocupación de si el metacrilato es o no un material que conlleve un gran impacto medioambiental irreversible.

Previamente a comprar metacrilato en Madrid necesitamos conocer en qué consiste este innovador material. En primer lugar, pertenece a la familia de los polímeros. También se le conoce por el nombre de acrílico, dependiendo de la región donde nos encontremos. Sin embargo, si algo lo hace universalmente reconocible es la rigidez y transparencia que le caracterizan, lo que hace que sea el preferido de clínicas dentales u otros establecimientos en los que se precisa de una atmósfera neutra y transparente.

Una vez realizado este preludio debemos saber que es un material difícilmente reciclable, algo que no debe preocuparnos más allá de tener en cuenta que para no generar un impacto medioambiental negativo, debemos acudir a puntos donde empleen la despolimerización como sistema de reciclaje.

Dentro de dicha despolimerización se recurre especialmente a la pirólisis, un método en el que el metacrilato se calienta hasta llegar a alcanzar temperaturas muy elevadas. Todo ello se lleva cabo sin la presencia del oxígeno. Como todo proceso de despolimerización, las altas temperaturas permiten que el acrílico se caliente hasta llegar a dividir el polímero en monómeros separados.

Finalmente, desde nuestra empresa de fabricación de metacrilato, A. Dumont-Fredo te informamos de dos tipos de pirólisis a las que se puede recurrir: la pirólisis acuosa y la pirólisis al vacío. Otro beneficio de estos sistemas es que facilitan el control de la contaminación de aire respecto a la incineración, mejorando la calidad del descompuesto final en comparación a la basura no tratada.